Archive for the ‘calistenia’ Category

GÉNESIS

Posted: September 2, 2017 in calistenia, Uncategorized

En la presencia de dios, el caos, la multiplicidad de vocablos aún sin cosas que nombrar, un coro silente de fuegos fatuos: el primer verso, un camino, dilema del caminante que se revuelve en el fango primicio. Génesis ante los ojos indigentes del que mira sin ver más allá de sus disyuntivas básicas, definitorias. La primera noche, el primer fuego, el primer refugio, la primera fe. El hombre descubre que ha descubierto un mundo que no conoce, que no ha de conocer.

Advertisements

EL ACOSO DE LA COSA

Posted: July 23, 2017 in calistenia

Vacío experimental del acoso ambientalista. El Director, con saco y bombín, apunta las incongruencias, paso número uno para llegar al cien, pero no se confundan, el cerco está cerca y nadie quedará a salvo de la salva, mucho menos de la pólvora, sobre todo de la pólvora. El acueducto presidencial se ajusta el cuello de la botella mientras los colores se derriten hasta convertirse en formas carnavalescas, tigres con ojos de búhos orgánicos, saltadores en satín y otras joyas del universo multisilvestre de la es-época-de-elipsis.

Mientras tanto, en la ciudad, un cocuyo alumbra sus focos con paneles solares.

NOTAS SOBRE EL PARAÍSO

Posted: July 1, 2017 in calistenia, Notas

En sus “Aforismos” Kafka dice que “fuimos creados para vivir en el Paraíso, y el Paraíso fue diseñado para servirnos. Al ser expulsados, “nuestro propósito ha cambiado”. Pero lo que ignoramos es  “si esto le ha sucedido al Paraíso también”.

Lo que nos lleva a pensar que el Paraíso aún existe en alguna dimensión temporal o espacial que desconocemos. O quizás sea una dimensión atemporal o no física. Es decir, existe pero no puede ser habitado. Estamos por siempre condenados a no vivir en él. Nos toca, entonces, un exilio eterno.

Milán Kundera nos dice que “la nostalgia del Paraíso es el deseo del hombre de no ser hombre”.

 

Nombrar las cosas

Posted: July 1, 2017 in calistenia, Uncategorized

Llegará el momento en que todas las palabras serán nombres de marcas y ya no podremos nombrar las cosas sin anunciar alguna que otra marca. Habremos llegado entonces al capitalismo perfecto en el que el mismo acto de hablar será siempre un anuncio comercial.

Un poema es una simple ecuación, me dijo mientras se tomaba una cerveza barata. Sus manos temblaban no tanto por la temeridad de lo dicho sino por la frialdad de la botella. Junta palabras, suma emociones, logra un producto. Gagueaba, sus ojos perdidos en la distancia, quizás buscando una respuesta que ya había encontrado. Tienes razón, le dije mientras me servía otro trago de ron. Alguien empezó a cantar a lo lejos, una canción ranchera sin duda, y yo me fui evaporando hasta desaparecer.

EL EQUILIBRISTA

Posted: May 6, 2017 in calistenia, Uncategorized

Versos multicolores los del equilibrista, manos a la obra, enmarcado el cuadro de su proyección, todo medio es social y su miedo lo es: se ha convocado a sí mismo y se ha lanzado desde lo más bajo para llegar a la poshistoria, precipicio ondulante, callejón epidérmico, graznidos, gruñidos, ganado: se apuntala sobre una banderita blanca y lanza el pañuelo al aire, oxigenando sus orificios con gases lacrimógenos: escritura de seda almidonada.

RELOJ DE ARENA

Posted: April 18, 2017 in calistenia, corto, cortos

Reloj de arena en inglés es hourglass, es decir, cristal de hora, ¿cristal de ahora? El cristal se hace con arena de modo que el tiempo se mide con arena dentro de un envase de arena. Arenas movedizas. El reloj de arena es manco. No tiene manecillas.